Ya no habrá acuerdos salariales con sumas no remunerativas

posted in: Economía, Noticias Destacadas | 0

El Gobierno tomó la decisión de no homologar más los acuerdos salariales y convenios de trabajo que contemplen sumas o aumentos no remunerativos, con el objetivo de “resguardar los recursos genuinos destinados a la seguridad social”.

La decisión de la administración Cambiemos surgió por la necesidad de engrosar los recursos que van a financiar la ANSeS. Como las sumas no remunerativas en los acuerdos salariales no sufren descuentos, hay un porcentaje del salario de los trabajadores que no es descontado como aporte previsional.

Los sindicatos, gremios y federaciones de trabajadores suelen acordar con las cámaras empresarias sumas no remunerativas para mejorar globalmente los convenios, ante las “sugerencias” de los gobiernos –porque lo hace Cambiemos y lo hizo el kirchnerismo- sobre porcentajes a ser tenidos en cuenta como tope, por la lucha contra la inflación.

Este tipo de pagos fue iniciado en la Argentina en 2002, en medio de la profunda crisis económica y financiera. Fue una forma “pragmática” que encontró la administración de Eduardo Duhalde para que las empresas puedan mejorar más rápido los ingresos de sus empleados. Y como toda medida de emergencia, quedó aun cuando la jurisprudencia es contraria a su existencia según la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según el decreto del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, publicado este martes en el Boletín Oficial, la medida estará vigente dentro de 30 días siguientes a partir de este 10 de julio. La decisión lleva la firma también del presidente Mauricio Macri y del jefe de Gabinete Marcos Peña.

“El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social no dará curso, ni homologará o registrará, en el marco del procedimiento de negociación colectiva previsto en la Ley N° 14.250, aquellos convenios colectivos de trabajo y/o acuerdos con similares efectos que contengan sumas o conceptos de naturaleza salarial sobre los que las partes acuerden otorgarle carácter no remunerativo”, según el texto oficial.

Además, la Casa Rosada aclaró que la medida “alcanza a los planteos administrativos que formulen los interesados al invocar la existencia de una homologación tácita del instrumento convencional”, publicó el diario Los Andes. 

La homologación de cada acuerdo salarial es indispensable para que tengan vigencia, y ahora quedó planteado un conflicto, ya que la mayoría de los gremios que ya cerraron paritarias firmaron con componentes salariales no remunerativos, que no son tenidos en cuenta para las contribuciones a la seguridad social.