Sigue la huelga en Télam por dos insólitos despidos

posted in: General | 0

La agencia estatal Télam, que provee de información a medios de todo el país, no funciona desde el lunes. Los empleados impulsan un paro de actividades “por tiempo indeterminado” a raíz del despido de dos periodistas del medio, sancionados por publicar una “noticia falsa” sobre las Lebac.

Todo comenzó el viernes 11 de mayo. Ese día, el periodista Ángel Jozami escribió un cable sobre la futura licitación de letras del Banco Central, que debían renovarse en el famoso “supermartes” del 15 de mayo.

La noticia fue editada por Fernanda Arce y publicada el domingo 13, con información errónea. El eje de la disputa radica en la tenencia de Lebac en manos de inversores extranjeros. En su texto original, Jozami escribió que 36% de las letras estaban entonces “en manos de bancos y de inversores institucionales”, que esperaban que renueven su posición.

“La parte restante tiene como tenedores a los inversores minoristas, una proporción menor pero no determinada según consultas al mercado y, por sobre todo, a inversores extranjeros que fueron los que iniciaron la corrida contra el peso a través de la venta masiva de Lebac, un proceso que continúa actualmente”, agregó el periodista.

El eje de la información cambió cuando el cable fue publicado con el título “La mayor parte de las Lebac que vencen el martes por $673.000 es de inversores extranjeros”.

Además de la cifra errónea, la empresa cuestionó que el dato en sí era equivocado. “Sólo un 5% era (extranjero)”, aclararon desde Télam. “La noche del domingo veo ese cable y me quedo atónito”, narró Jozami en diálogo con el diario Perfil.

El periodista —que trabajó en distintos puestos Télam entre 1992 y 2000, y se reincorporó en 2010— sostuvo: “En ningún momento afirmé que estaban en manos de tenedores extranjeros”.

Arce, por su parte, justificó el cambio con su edición al considerar que el cable original “tenía una información vieja” que ya circulaba en varios medios.

“Leí el cable y cuando llego al tercer párrafo me encontré con la composición de los tenedores de las Lebacs. Googleé para ver si el dato se había difundido, y consideré que la edición periodística correcta era subir ese dato al título y copete”, narró a Perfil.

Télam pidió a ambos periodistas un descargo sobre lo ocurrido, aunque remarcaron que el mismo fue informal y no se solicitó desde Recursos Humanos. Diez días después de que cada uno de ellos diera su versión de los hechos, se les comunicó el despido con causa.

Desde entonces, los trabajadores están de paro.