Colombia va a un balotaje entre la izquierda y la derecha

El derechista Iván Duque, quien busca reformar el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC, ganó el domingo la primera vuelta de la elección presidencial en Colombia, aunque no logró la mayoría absoluta e irá a un balotaje con el izquierdista Gustavo Petro, que promete cambios económicos y sociales.

En la primera elección presidencial desde que se firmó el acuerdo de paz con la desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y contabilizadas casi la totalidad de las mesas de votación, Duque obtuvo un 39,14 por ciento de los sufragios mientras Petro logró un 25,09 por ciento, según los cómputos de la Registraduría Nacional.

Como ninguno consiguió más del 50 por ciento de los votos, ahora tendrán que definir la presidencia en una segunda vuelta el 17 de junio.

La campaña y la elección presidencial para la primera vuelta estuvieron enmarcadas entre el temor de que la derecha destruya el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC o que un cambio de modelo auspiciado por la izquierda provoque una crisis económica y social. La polarización continuará hasta que concluya la segunda vuelta, según analistas.

Los dos aspirantes difieren profundamente sobre el acuerdo de paz firmado por el saliente presidente Juan Manuel Santos con la exguerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), así como en el modelo económico para reducir la pobreza y la desigualdad en el país de 50 millones de habitantes.

Duque, un abogado y economista de 41 años del Partido Centro Democrático que dirige el expresidente Álvaro Uribe, promete recuperar la autoridad, modificar el acuerdo de paz y es aceptado por los inversores y los mercados con su propuesta de reducir los impuestos para impulsar el desarrollo económico.

El político de derecha, quien acusa al exalcalde de Bogotá de querer implementar un modelo socialista como el de Venezuela, promete modificar el acuerdo de paz para impedir que los desmovilizados jefes de las FARC ocupen curules en el Congreso, antes de confesar sus crímenes y responder ante la justicia.

“Hoy los colombianos nos han dado un voto de confianza para que iniciemos una gran transformación en Colombia, por eso quiero hoy decir que quiero ser el presidente que una nuestro país”, dijo Duque ante sus eufóricos seguidores al aclarar que pese a su posición en no hará “trizas el acuerdo”.

“Por eso quiero hoy decir que quiero ser el presidente que una nuestro país, que no gobierne con espejo retrovisor, sino mirando hacia el futuro de Colombia pensando en lo que el país necesita para su progreso”, afirmó al hacer llamados a las campañas derrotadas para un eventual apoyo en la segunda vuelta.