Balas bajo tierra: la Policía reprimió a los trabajadores del subte

posted in: General, Noticias Destacadas | 0

El conflicto en el subte porteño sigue escalando. El Gobierno porteño no da respuestas a los trabajadores. Y ante una nueva medida de fuerza, Horacio Rodríguez Larreta envió a la Policía de la Ciudad a los túneles a sacar por la fuerza a los operarios que impedían la circulación de los trenes. Hubo represión con balas de goma. 

Los trabajadores del subte porteño continúan con las medidas de fuerza y realizarán un paro en las líneas E y H y el Premetro en el marco de su plan de lucha por la reapertura de las paritarias y contra las sanciones impuestas a trabajadores, ante lo cual la empresa concesionaria, Metrovías, advirtió que habrá “sanciones más severas”.

Según informó la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), la huelga se desarrollará hasta las 12:00 de este martes y, una vez reanudado el servicio habrá apertura de molinetes hasta las 14:00 en las estaciones cabeceras.

Los metrodelegados denunciaron la falta de respuesta de Metrovías y el Gobierno porteño a sus reclamos, ya que rechazan la paritaria firmada por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las más de 100 suspensiones determinadas por la empresa.

“Los telegramas de suspensión enviados por la compañía ya ascienden a 114, originados en acciones ilegales tales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o liberación de molinetes para facilitar la evasión, o directamente impedir la normal prestación del servicio”, precisó la firma.

A través de un comunicado, Metrovías advirtió que “debido la persistencia de este tipo de situaciones, se ha comunicado al personal que en caso de reiterar este tipo de inconductas laborales, las mismas darán lugar a la aplicación de sanciones más severas”.

Asimismo, indicó que “en el caso de los 95 delegados gremiales (que cuentan con tutela sindical), para la efectivización de las sanciones se requiere de una autorización judicial previa, por lo cual ya se ha iniciado acciones ante la Justicia laboral a efectos de su desafuero”.

El paro afecta a unos 50 mil usuarios que a diario utilizan las líneas E y H para desplazarse por la ciudad de Buenos Aires.

La conducción gremial continúa rechazando el acuerdo paritario salarial de 15,02 por ciento entre el gobierno, la concesionaria Metrovías y la UTA y las más de 100 suspensiones a los trabajadores que, desde el 23 de abril, participan en las protestas.

“Si Metrovías sanciona a los trabajadores que liberan molinetes sin perjudicar a los usuarios, el sindicato también responderá con mayor dureza a esa actitud”, afirmó el secretario de Prensa del sindicato, Enrique Rositto.

El dirigente gremial cuestionó la actitud de Metrovías y el gobierno porteño porque “hay silencio patronal absoluto y continúan los envíos de telegramas con sanciones y, la Ciudad, amenaza con denuncias penales en lugar de acercar posiciones o destrabar el conflicto”.

La línea E se extiende entre las estaciones Bolívar, en Plaza de Mayo, hasta Plaza de los Virreyes en el barrio de Flores, mientras que el ramal H tiene sus cabeceras en Hospitales, en Parque Patricios, y Facultad de Derecho, en la Recoleta.