Insólito: desde 2019, la clase media pagará el impuesto a la riqueza

05 Feb, 2018

Los avalúos inmobiliarios en 2018 harán que muchas familias que tienen una sola casa y un auto de gama media deban pagar más.

Los avalúos inmobiliarios que ya están realizando las provincias, con ajustes récord de hasta el 900% en Buenos Aires, generarán un aumento en la presión impositiva sobre la clase media que tendrá que pagar más al fisco a partir de 2019, un año electoral.

El avalúo de 2018 llevará a que miles de familias que tienen una vivienda única en la que residen y un auto de media gama, tengan que comenzar a pagar Bienes Personales en 2019, por lo que hay que estar atentos y consultar con un contador de confianza para no quedar en infracción, publicó el diario Los Andes, de Mendoza.

Se trata del impuesto cuya concepción inicial, en 1997, apuntó a que los ricos tributen por lo que tienen registrado. Pero los desequilibrios, las distorsiones y las decisiones políticas desde entonces, harán que ahora recaiga sobre personas que antes no lo pagaban y no porque hayan pegado un salto en poder económico.

El Gobierno elevó el 2 de enero de 950.000 pesos a 1.050.000 pesos (10,5%) el piso no imponible para 2018, que se paga en 2019. Ese piso equivale a unos 52.500 dólares, dinero con el que se puede comprar un departamento de uno o dos ambientes en un barrio modesto de Mendoza.

“Hay que analizar la equidad de las medidas, porque a esos valores se le está pegando a gente que no tiene inversiones en inmuebles sino apenas una casa para vivir”, dijo a este diario Marcelo Cárdenas, economista del Instituto para el Desarrollo Social Argentino.

Esta situación se desprende de la Reforma Tributaria. Sobre el impuesto inmobiliario, el gobernador Alfredo Cornejo y sus pares acordaron con el presidente Mauricio Macri que las valuaciones fiscales de los inmuebles irán a una convergencia con los precios de mercado en el mediano plazo, lo que aumentará la presión impositiva sobre los hogares.

Además, ante la caída de transferencias nacionales, los gobernadores también se ven obligados a reajustar los tributos provinciales para recaudar más. Según un estudio de la calificadora de riesgo Moody’s, las provincias sufrirán una “reducción de transferencias federales” este año y por ello también deberán contraer un monto “moderadamente mayor” de deuda.

¿Tengo que pagar?

Al Gobierno y la AFIP les resulta imposible proyectar cuántas personas deberán pagar Bienes Personales desde ahora dado que no cuentan con la base de datos tributarios de cada una de las provincias.

Lo recomendable es consultar a un contador. Pero para decidir esa consulta hay que hacer un ejercicio sencillo: tomar la boleta del Inmobiliario y observar la nueva valuación fiscal de la vivienda. Luego observar la tasación del vehículo en la póliza de seguro. Si la suma supera los 950.000 pesos hasta el 31 de diciembre de 2017 o 1.050.000 pesos hasta el último día de 2018, hay que consultar.

Fernando López Chiesa, del estudio contable Lisicki Litvin & Asociados, explicó a este diario que para determinar quién paga Bienes Personales se verifican dos valores: el “residual”, que es el precio de compra del inmueble menos las amortizaciones, es decir, el desgaste. Y el valor fiscal. Se comparan y se toma el mayor como valuación para el tributo.

“Dependiendo del caso, si la valuación fiscal aumenta, obviamente aumentará la base para calcular el impuesto sobre los Bienes Personales”, señaló López Chiesa. Si en definitiva el patrimonio supera el piso del impuesto nacional, hay que pagar una alícuota del 0,5% sobre el excedente.

Como única deducción, la AFIP permite el descuento del saldo adeudado del crédito hipotecario. Eso bajará la base de Bienes Personales y, en general, ese contribuyente quedaría exento de pagar.

Luz roja

Una luz roja se prendió en la Casa Rosada cuando trascendió que los avalúos inmobiliarios alcanzaban hasta el 900%, incluso en tierra amiga de Macri, donde gobierna María Eugenia Vidal.

Una alta fuente oficial reveló a este diario que el principal asesor comunicacional y electoral del Presidente, Jaime Durán Barba, ya anticipó puertas adentro del Gabinete que el impacto del aumento de los avalúos podría complicar el humor social en 2019.

Hay casos complejos en los que el aumento alcanza el 37% en Córdoba y Santa Fe. En Buenos Aires el promedio está en 56%, pero hay casos que llegan al 900%. En la Sociedad Rural Argentina hay preocupación porque, dicen, esto impacta también en las “tasas viales” que pagan los productores a los municipios.

La Defensoría del Pueblo bonaerense hará una presentación ante la AFIP para exigir que se vuelva a elevar el piso a partir del cual se paga Bienes Personales. Principalmente por el ajuste que aplicó Vidal.

“El dueño de un departamento de 80 metros cuadrados que en el Conurbano estaba valuado en 227.000 pesos, ahora lo está en 927.000 pesos. Si tiene un auto de 250.000 mil pesos deberá abonar Bienes Personales además de pagar un mayor inmobiliario”, dijo el defensor del Pueblo adjunto bonaerense, Walter Martello.

“Hay que dialogar más”

El economista Marcelo Cárdenas evaluó que los Estados nacional y provinciales deberían “dialogar más” acerca de qué es lo que se pretende cobrar y cuál es la equidad que presentan los tributos.

“Si una persona tiene que pagar Bienes Personales porque le aumentan mucho el inmobiliario, ahí hay una doble imposición porque ambos tributos son contra el patrimonio y los cobran jurisdicciones distintas”, señaló.

La AFIP recaudó 22.165,1 millones de pesos por Bienes Personales en 2017, lo que significó una expansión del 13,4% en comparación con 2016.

Dados los cambios normativos sobre el impuesto, el Presupuesto 2018 prevé que su recaudación disminuya 29,1% en 2018, hasta los $ 13.802 millones (0,1% del PBI). Esa proyección de Nación fue realizada cuatro meses antes de que los gobernadores decidieran los revalúos.

Entradas relacionadas