Vuelve el diálogo entre las dos Coreas

05 Ene, 2018

Corea del Norte acordó el viernes sostener conversaciones oficiales con Corea del Sur la semana próxima, en lo que será el primer diálogo entre ambos países en más de dos años, horas después de que Washington y Seúl postergaron un ejercicio militar en medio de las tensiones por los programas nucleares y de misiles de Pyongyang.

Corea del Sur dijo que el Norte había dado su consentimiento para sostener conversaciones el martes. La última vez que las dos Coreas participaron en diálogos oficiales fue en diciembre de 2015.

La reunión tendrá lugar en la aldea de Panmunjom, donde se espera que funcionarios de ambos países debatan sobre los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en Corea del Sur el próximo mes, y algunos aspectos de las relaciones intercoreanas, dijo a periodistas el portavoz del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, Baik Tae-hyun.

Los funcionarios que representarán a las dos Coreas aún no se han sido confirmados.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, abrió el camino para las conversaciones con Corea del Sur en un discurso de Año Nuevo en el que pidió reducir las tensiones y destacó la posible participación de su país en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Sin embargo, Kim se mantuvo firme en el tema de las armas atómicas, diciendo que Corea del Norte producirá en masa misiles nucleares para su despliegue operacional y nuevamente advirtió que podría lanzar un ataque nuclear si su país se ve amenazado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par surcoreano, Moon Jae-in, anunciaron el jueves que unos ejercicios militares a gran escala que se realizan cada año se llevarán a cabo después de los Juegos Olímpicos.

Corea del Norte considera estos simulacros como una suerte de preparativos para una invasión y una justificación de sus programas armamentísticos, los cuales desarrolla desafiando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Corea del Sur y Estados Unidos técnicamente siguen en guerra con Corea del Norte después de que el conflicto coreano de 1950-1553 terminó con una tregua, pero no con un tratado de paz.

Trump había dicho anteriormente que unas posibles conversaciones entre las dos Coreas eran “algo bueno” y que enviará una delegación de alto nivel, que incluye a miembros de su familia, a los Juegos Olímpicos, según la oficina presidencial de Corea del Sur.

En un tuit, Trump se atribuyó el mérito de cualquier diálogo entre Seúl y Pyongyang.

“¿Alguien realmente cree que las conversaciones y el diálogo continuarían ahora mismo entre Corea del Norte y Corea del Sur si yo no estuviera dispuesto de forma firme y sólida a comprometer nuestro ‘poder’ total contra el Norte?”, dijo Trump en Twitter.

Entradas relacionadas