La Justicia frena el traslado del Mercado de Liniers a La Matanza

30 Dic, 2017

 La justicia ordenó la suspensión del traslado del Mercado de Hacienda de Liniers al partido bonaerense de La Matanza, tras hacer lugar al amparo solicitado por la intendenta municipal de ese distrito, Verónica Magario.

Por una decisión del Juzgado Federal Número 2 en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín se notificó la prohibición del avance de las obras del traslado del mercado en un predio de la corporación del Mercado Central, de la localidad de Aldo Bonzi en ese partido bonaerense.

   La justicia ordenó “la suspensión de toda obra que altere el inmueble” y dio un plazo de 5 días a la Corporación del Mercado Central, el ministerio de Agroindustria, la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Mercado de Hacienda de Liniers para que brinden la información sobre el traslado.

El fallo señaló que los funcionarios deberán informar sobre “el interés público comprometido así como las condiciones de admisibilidad y procedencia del traslado indicado, información negada hasta la fecha a la Municipalidad no obstante reiterados pedidos en tal sentido”.

“Estamos muy contentos, porque he venido a notificarme de la presentación que hicimos para que no se instale el Mercado de Hacienda en ese lugar y ha salido una medida cautelar para que se suspendan todas las obras que se estaban desarrollando”, dijo Magario.

El proceso de traslado del Mercado de Hacienda a La Matanza comenzó el 7 de octubre de 2016, cuando la secretaría de Comercio nacional, el gobierno bonaerense y el de Ciudad de Buenos Aires instruyeron por escrito y de manera reservada a las autoridades del Mercado Central para que avanzaran en el traslado, lo que derivó en la posterior firma de un convenio para formalizar el proyecto, el 4 de julio de 2017.

“Quiero expresarles y decirles a todos los vecinos que la Justicia ha hecho justicia, están paradas las obras y no se podrá avanzar con ese proyecto que iba a traer deterioro y contaminación a nuestras localidades y por lo cual nunca fuimos consultados nosotros como autoridades ni los vecinos”, dijo Magario.

La municipalidad de la Matanza había denunciado que el ingreso de más de 1.250.000 animales al distrito generaría un impacto ambiental insoportable para los vecinos, por el vuelco de líquidos contaminantes que afectarían seriamente suelos y napas, y el exceso de peso sobre las capas asfálticas.

Entradas relacionadas