Se cae la hipótesis de Nisman sobre el atentado a la AMIA

01 Dic, 2017

La Unidad Fiscal de Investigaciones del caso AMIA (UFI-AMIA) recibió los resultados de un estudio de ADN hecho por el FBI sobre dos restos humanos encontrados originalmente durante las autopsias, cerca de las víctimas o directamente adheridos a los cuerpos de los que murieron en el atentado, que determinó que no son de Ibrahim Berro, refutando una hipótesis del fallecido fiscal Alberto Nisman.

   Esos dos restos se compararon con el perfil genético de uno de los hermanos de Ibrahim Berro, mencionado como el conductor suicida por el fallecido fiscal Alberto Nisman a partir de informes norteamericanos e israelíes.

El estudio dio negativo, es decir que esos restos no se corresponden con Berro, según publicó hoy el diario Página 12.

El resultado lleva a que se caiga, al menos por ahora, una de las principales hipótesis de Nisman: si bien sigue vigente la posibilidad de que la camioneta utilizada haya estado conducida por un suicida, se reducen las chances de que ese conductor haya sido Berro.

Los titulares de la UFI-AMIA, Roberto Salum, Leonardo Filippini y Santiago Eyherabide recurrieron a estudios genéticos para determinar que la “víctima 85” del atentado correspondía a Augusto Daniel Jesús, hijo de otra víctima del ataque.

El fallecido fiscal Nisman sostenía que se trataba de un obrero boliviano.

Otro elemento clave de la investigación consistía en buscar el perfil genético de todos los restos humanos que se encontraron y ver si se correspondían con las familias de las víctimas.

La UFI-AMIA se puso en marcha para hacer ese estudio y se encontraron dos restos que no eran compatibles con los fallecidos.

Eso abrió las puertas, como evidencia científica, a la existencia de un suicida y, también a verificar la hipótesis de Berro.

Los informes norteamericanos e israelíes mencionaron a Ibrahim Berro como posible suicida dado que murió en el sur de El Líbano, auque el entierro no fue de cuerpo presente y estuvo el máximo líder de la organización Hezbolá, Hassan Narsrallah.

Nisman viajó a Chicago y con la ayuda del FBI y una jueza norteamericana entrevistó a Hassan y Abbas Berro, dos hermanos de Ibrahim que vivían en Estados Unidos.

El 11 de noviembre de 2005, el fiscal, de regreso en el país y en conferencia de prensa, que los hermanos confirmaron que, efectivamente, Ibrahim fue quien se estrelló contra la AMIA.

Al día siguiente ambos hermanos se contactaron con radios argentinas y negaron en forma rotunda que ellos hayan declarado eso.

Después se conoció que, en una declaración judicial bajo juramento, los hermanos negaron en forma enfática que Ibrahim haya estado en la Argentina o que fuera el suicida, mientras aseguraron que murió en Líbano combatiendo contra tropas israelíes.

La semana pasada la UFI AMIA incorporó un informe del FBI, que logró que uno de los hermanos se prestara a la prueba genética.

El perfil de Hassan se comparó con los dos restos no vinculados a las víctimas que se encontraron en una especie de tacho, dentro de una heladera, en el laboratorio de la Policía Federal.

El resultado negativo del estudio indica que, en principio, Ibrahim Berro no fue el suicida, aunque siempre existe la chance, muy pequeña, de que los restos no se correspondan con alguien que estaba en la camioneta.

Entradas relacionadas