Los puntos de la reforma tributaria que propone Dujovne

posted in: Economía, Noticias Destacadas | 0

El ministro de Hacienda señaló que el Gobierno pretende un “sistema más igualitario” y agregó: “Tenemos que mejorar los impuestos que cobramos”. Además, aseguró que esta iniciativa permitirá llegar a un régimen tributario “normal”, para mejorar el empleo y promover las inversiones.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, brindó este martes por la tarde una conferencia de prensa para presentar el proyecto de ley de Reforma Tributaria con el que el gobierno pretende lograr “sistema más igualitario” de tributos.

“Tenemos que mejorar los impuestos que cobramos”, subrayó el funcionario.

Además, destacó que trabajará con las provincias para la “eliminación de ingresos brutos”. Anunció, de ese modo, que el proyecto implica cambios en aportes, Ganancias corporativas, IVA y contribuciones a la seguridad social, entre otros puntos.

El funcionario repasó lo que será lo más interesante de la Reforma Tributaria, si bien muchos de esos datos fueron adelantados en los últimos días por la prensa.

Según señaló Dujovne, estos cambios son los “pasos para caminar hacia un sistema tributario normal, tenemos impuestos al trabajo que exceden a los que hay en la región”.

El gradualismo macrista también está presente en estas reformas ya que avisó el titular de Hacienda que la rebaja de impuestos será progresiva en el transcurso de los próximos cinco años.

En lo que respecta la renta corporativa, la baja de impuestos es para que el país pueda competencia para atraer inversiones ya que “el capital es móvil”, dijo el ministro de Hacienda.

La idea oficial es premiar con esa rebaja a los que reinviertan utilidades. Pasará de 35% actual al 25% para aquellas compañías que en lugar de distribuir utilidades, reinviertan.

También se bajará el impuesto de emergencia creado por Domingo Cavallo, el impuesto al cheque. Será tomado al 100% para descontar de Ganancias.

“Generaremos más inversión y empleo con esta reforma tributaria”, afirmó Dujovne.

Para las empresas, otro tema importante es que cómo se compensa el saldo de IVA a su favor. En este caso, si en 6 meses no lo recuperan se devuelve automáticamente.

El mínimo no imponible para contribuciones patronales también se modifica: los primeros $12.000 de sueldo no están alcanzado por contribuciones.

A partir de ese monto, el excedente sí paga impuestos pero sólo por la diferencia. “Va a generar un fuerte incentivo a la lucha contra el trabajo en negro”, afirmó Dujovne.

“Esto es así porque el trabajo informal se concentra en los salarios más bajos, se crea incentivo para que trabajo informal se formalice”, agregó.

Finalmente, el impuesto a las Ganancias para activos financieros salió tal como se venía especulando. Se gravará la ganancia de los activos en pesos con una alícuota del 5%, mientras que para los activos en dólares (o indexado) se tributará 15%. Quedan excluidos los no residentes.

En el caso del impuesto para los bonos, plazos fijos, y demás en moneda nacional, el Gobierno se faculta para ir ajustando esa alícuota si baja la inflación. Buscarán llegar al 15% tal como los activos en dólares, en el tiempo.

“De esta manera hay más equidad en el sistema tributario. Argentina es el único país de la región que no grava la renta financiera”, dijo Dujovne.

También el Gobierno propondrá gravar la renta de capital por la venta de una segunda vivienda. Lo hará con un impuesto del 15%. Se tomará el precio de la escritura al momento de comprarla menos el precio de la misma al momento de venderla. De esa diferencia, ajustada por inflación, se paga el impuesto.

Entre lo más novedoso fue la baja de impuestos en los productos electrónicos que pasarán del 17% actual a cero. “Para acercarse a precios internacionales”, esgrimió Dujovne.

Bajarán también los impuestos en automotores de gama media y motos: del 10% al cero. Pero subirán del 10% al 20% los de gama alta. Aumentan, además, impuestos internos a las cervezas, vino, alcohol en general.

El impacto fiscal de la reforma, dijo el ministro de Hacienda, será del 1,5% del PBI al quinto año.