ONU acusa a gobierno de Siria de ataque químico

La ONU acusó al gobierno sirio de un ataque con gas sarín que dejó más de 80 muertos en abril en la ciudad de Jan Sheijun, según un informe del organismo que fue criticado este viernes por Moscú, gran aliado de Damasco.

El panel conjunto de la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, en inglés) indicó que “está seguro de que la República Árabe de Siria es responsable del lanzamiento de sarín en Jan Sheijun el 4 de abril de 2017”, según un informe divulgado el jueves.

Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña habían acusado al gobierno de Bashar al Asad de este ataque, pero Damasco siempre lo desmintió.

Los expertos determinaron que el “escenario más probable” es que el “gas sarín fue resultado de una bomba lanzada desde un avión” sobre Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, matando al menos a 83 personas según la ONU y a 87, incluidos 30 niños, según el Observatorio Sirio de derechos humanos (OSDH).

Las imágenes de los habitantes, entre ellos numerosos niños, que agonizaban tras el ataque dieron la vuelta al mundo y llevaron al gobierno estadounidense de Donald Trump a atacar la base aérea desde donde, según las potencias occidentales, se había lanzado la ofensiva sobre Jan Sheijun.

Pero la diplomacia rusa, que estima que el sarín provenía de la explosión de una bomba desactivada en tierra, denunció este viernes “numerosas contradicciones, incoherencias lógicas, un uso de testimonios dudosos y de pruebas no confirmadas”, según dijo el ministro adjunto de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, a la agencia Interfax.