Empresarios rechazan trabas de EEUU al biodiésel

posted in: Economía, Noticias Destacadas | 0

La Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) rechazó este martes en duros términos los aranceles aplicados por el gobierno de Estados Unidos a su biodiésel, según un comunicado patronal.

Los empresarios protestaron enérgicamente contra la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos de implantar derechos “en un rango del 54 al 70%” y también por “los argumentos esgrimidos”, que calificaron de “injustificados y sin fundamento”.

Estados Unidos recibió el año pasado el 90% de las exportaciones argentinas de biodiésel de soja, unos 1.250 millones de dólares.

Este año llevaban acumuladas exportaciones por 700 millones de dólares en el primer semestre hasta que se impusieron unas primeras trabas arancelarias. Pero ahora nuevos derechos antidumping fueron anunciados el lunes por Washington.

Al rechazar Carbio la medida norteamericana, deploró que se hayan establecido “derechos antidumping provisorios, los que se suman a los derechos compensatorios provisorios previos por lo que la barrera arancelaria total supera el 120%”.

“La industria de EEUU está teniendo ganancias extraordinarias gracias a estas medidas, ya que ahora monopoliza el mercado”, dijo la patronal.

La entidad consideró que el biodiésel argentino “es el más competitivo del mundo, sin subsidios ni prácticas distorsivas”.

“Lamentamos que esta medida genere el encarecimiento del diesel en Estados Unidos dado que sus transportistas pagarán más caro por el biodiésel tras haberse eliminado la competencia”, dijo el presidente de la patronal, Luis Zubizarreta. “No vendemos con dumping”, afirmó.

Otro frente de conflicto está abierto con el mercado europeo. Los productores de la UE han anunciado su intención de llevar el caso ante la Comisión Europea, luego de un proceso de reapertura del mercado tras un fallo parcialmente a favor de Buenos Aires de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En el caso de la UE, las ventas alcanzaban los 1.500 millones de dólares anuales en 2012, antes de las trabas que impuso el bloque europeo.