CFK no descarta ser candidata, pero no quiere internas

posted in: Noticias Destacadas, Política | 0

La ex presidenta habló anoche en una entrevista televisiva por C5N, en la que se explayó en sus críticas a las políticas de Macri. Como había expresado en una reunión con intendentes, supeditó su candidatura a la unidad del peronismo y de otras fuerzas del campo popular.

Cristina Fernández de Kirchner convocó a toda la oposición a “construir la unidad para frenar” a la política económica del gobierno nacional y evitó dar definiciones acerca de si estará o no en una boleta en las elecciones de este año. “Si es necesario que yo sea candidata para tener mayor cantidad de votos, lo soy. Si hay otro candidato o candidata que puede garantizar el triunfo y ganar y además cuando se sienten en las bancas voten lo que hay que votar, bienvenidos sean. No es Cristina o nada, es la necesidad de construir una propuesta de cara a la sociedad que garantice que se van a poner limites a esto”, dijo la ex presidenta en una entrevista con los periodistas Gustavo Sylvestre, Víctor Hugo Morales, Roberto Navarro y Daniela Ballester.

Además, aseguró que ella va a sentarse a hablar “con todos” y no descartó un acuerdo con Florencio Randazzo, que hoy se propone como una alternativa dentro del peronismo. “Lo que es fundamental es construir de cara a la sociedad una propuesta en la que la gente vea que esos dirigentes van a defender sus intereses”, dijo. Además, aseveró que su figura no va a representar un “obstáculo” a la hora de negociar una propuesta unificada. A lo largo de una hora y media, CFK también habló de la situación económica, del Poder Judicial, de la prisión de Milagro Sala, el fallo de la Corte por el 2×1 y la crisis brasileña, entre otros temas.

La entrevista significó la reaparición pública de Fernández de Kirchner después del regreso de su viaje por Europa y también su primer mensaje político desde que decidió asumir el protagonismo de la campaña peronista en la provincia de Buenos Aires, luego de varios idas y vueltas. Eso explica la expectativa que despertó en la previa tanto dentro del peronismo, tanto propios como adversarios internos, como en el resto del espectro partidario. Hoy, desde el PRO hasta el flamante espacio que comparten Sergio Massa y Margarita Stolbizer, pasando por el sector del justicialismo que apoya a Florencio Randazzo, espera definiciones de la ex mandataria para hacer sus propias movidas en el ajedrez electoral.

Desde el comienzo de la entrevista, Fernández de Kirchner dio pistas sobre cuál será su posicionamiento, aunque evitó dar una definición precisa para dejar las puertas abiertas a la hora de sentarse a negociar: “Me siento con la responsabilidad histórica de convocar al reagrupamiento del campo nacional, popular, democrático, para juntar a las fuerzas que permitan ayudar a que esto no se desmadre”, aseguró. Además, aseguró que existe “una estrategia por parte de la derecha” para provocar divisiones en los sectores de la oposición. “No voy a formar parte de ninguna estrategia que juegue a dividir”, aseguró.

“Está claro que después de todos los honores que me confirió el pueblo argentino no estoy en esto para ser candidata a senadora. Nadie puede suponer que estoy atrás de un cargo. Pero hay responsabilidades históricas. Hay que construir la unidad porque esta gente ha pivoteado sobre la falta de unidad. Yo siento la obligación de unir lo mas que se pueda para poner un freno”, insistió. Luego, consultada puntualmente por Randazzo, sostuvo: “Si la mayoría de los compañeros creen que hay otro candidato que es mejor, no voy a pelear con nadie”.

Sin embargo, la ex mandataria hizo énfasis en más de un pasaje de la nota respecto a la necesidad de garantizar el “compromiso de que a los hombres y mujeres que se presenten por esa propuesta no los corran con cuatro tapas de diario o cinco carpetas” para que los legisladores que sean electos “se sienten en las bancas y no se asusten” ante los aprietes mediáticos o judiciales. “Yo creo que si hacemos un gran esfuerzo y construimos una propuesta con gente que sea creíble al conjunto de la sociedad, que esos hombres y mujeres se van a sentar en sus bancas y van a votar lo que tienen que votar aunque el gobierno amenace, aunque el gobierno haga escuchas, en ese caso se puede conformar una mayoría”, agregó.

Fuente: Página/12